Página principal

La Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física en Castilla y León, PREDIF CyL, impartirá un curso sobre “Vida Independiente, proyectos de vida y gestión del servicio de asistencia personal” a trabajadores del ámbito social del ayuntamiento de Valladolid, con el objetivo de dar a conocer esta prestación que forma parte del Sistema de Dependencia y que configura una nueva forma de recibir los apoyos necesarios para las personas dependientes, con el fin de crear sus propios proyectos de vida en función de sus necesidades y expectativas.

A la inauguración del curso asistirán Rafi Romero, concejala de Servicios Sociales del ayuntamiento de Valladolid, y Francisco Sardón, presidente de PREDIF. Además, participará una persona con parálisis cerebral, Rocío Molpeceres, que dará su testimonio sobre la importancia del papel del asistente personal en su vida.

La asistencia personal es una prestación que recogida en la “Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia” de Castilla y León que facilita a estas personas poder llevar una vida independiente de forma autónoma y activa, permitiendo que residan y desarrollen su vida cotidiana en su entorno físico y social habitual.

PREDIF CyL gestiona el primer Servicio Integral de Asistencia Personal (SIAP) en Castilla y León, que sirve de mediación entre asistentes personales y personas usuarias. PREDIF preside además el grupo de trabajo de Asistencia Personal y Vida Independiente de Cermi Estatal, y es la entidad que está promocionando y trabajando junto a las administraciones para regular esta prestación del Sistema de Dependencia.

La colaboración entre la Fundación Carlos Moro de Matarromera y PREDIF Castilla y León da un paso más en el objetivo de eliminar barreras para los aficionados en el mundo del vino, del aceite y de otros productos como destilados o aguardientes. En línea con el espíritu pionero e innovador de Grupo Matarromera, la Fundación ha querido escuchar las necesidades de las más de 160.000 personas con discapacidad auditiva que existen sólo en España según datos oficiales, y ha creado un nuevo concepto con las catas y videocatas accesibles, tanto online como físicas en algunas de sus bodegas.

Desde el punto de vista online, se han realizado una serie de 43 videocatas adaptadas a la lengua de signos y subtituladas al castellano. Gracias a una intérprete de PREDIF Castilla y León las personas sordas y las que viven o se relacionan con ellas pueden aprender, de manera didáctica, sobre diferentes productos icónicos del grupo bodeguero, dentro de su objeto permanente por acercarse a los gustos del público.

Por este motivo, distintos vinos, vinos sin alcohol, destilados y aceites de oliva virgen extra se hacen accesibles mediante estas videocatas guiadas por los propios enólogos y bodegueros. Junto a ellos, una intérprete de lengua de signos permite la comunicación con el usuario.

Estas videocatas se irán publicando semanalmente en el canal de youtube de Grupo Matarromera y en el canal de vídeos de su nueva página web www.grupomatarromera.com que ya dispone de una nueva categoría de vídeos “videocatas en lengua de signos”.

También se pone en marcha un nuevo servicio enoturístico y Grupo Matarromera ofrecerá próximamente catas (de vinos con y sin alcohol) en lengua de signos en sus Bodegas Emina Rueda, Emina Ribera y Matarromera que se podrán adquirir en breve en www.wanatur.com.

Según Carlos Moro, presidente de Grupo Matarromera “el objetivo es difundir la cultura del vino, crear un vino sin barreras y acercar nuestros productos al mayor número de personas y colectivos  posibles, sean cuales sean sus condiciones, asegurándonos de que todos nuestros clientes puedan adquirir conocimiento en igualdad de condiciones”.

El colectivo de personas con discapacidad auditiva en España supera las 160.000 personas, de las cuales más de 76.000 tienen entre 35 y 65 años, según la base estatal de datos de personas con valoración del grado de discapacidad publicado por el Imserso en 2014.  A través de esta iniciativa, Grupo Matarromera pretende promover el respeto por la personas con discapacidad auditiva así como contribuir a la igualdad de condiciones.