Página principal

La colaboración entre la Fundación Carlos Moro de Matarromera y PREDIF Castilla y León da un paso más en el objetivo de eliminar barreras para los aficionados en el mundo del vino, del aceite y de otros productos como destilados o aguardientes. En línea con el espíritu pionero e innovador de Grupo Matarromera, la Fundación ha querido escuchar las necesidades de las más de 160.000 personas con discapacidad auditiva que existen sólo en España según datos oficiales, y ha creado un nuevo concepto con las catas y videocatas accesibles, tanto online como físicas en algunas de sus bodegas.

Desde el punto de vista online, se han realizado una serie de 43 videocatas adaptadas a la lengua de signos y subtituladas al castellano. Gracias a una intérprete de PREDIF Castilla y León las personas sordas y las que viven o se relacionan con ellas pueden aprender, de manera didáctica, sobre diferentes productos icónicos del grupo bodeguero, dentro de su objeto permanente por acercarse a los gustos del público.

Por este motivo, distintos vinos, vinos sin alcohol, destilados y aceites de oliva virgen extra se hacen accesibles mediante estas videocatas guiadas por los propios enólogos y bodegueros. Junto a ellos, una intérprete de lengua de signos permite la comunicación con el usuario.

Estas videocatas se irán publicando semanalmente en el canal de youtube de Grupo Matarromera y en el canal de vídeos de su nueva página web www.grupomatarromera.com que ya dispone de una nueva categoría de vídeos “videocatas en lengua de signos”.

También se pone en marcha un nuevo servicio enoturístico y Grupo Matarromera ofrecerá próximamente catas (de vinos con y sin alcohol) en lengua de signos en sus Bodegas Emina Rueda, Emina Ribera y Matarromera que se podrán adquirir en breve en www.wanatur.com.

Según Carlos Moro, presidente de Grupo Matarromera “el objetivo es difundir la cultura del vino, crear un vino sin barreras y acercar nuestros productos al mayor número de personas y colectivos  posibles, sean cuales sean sus condiciones, asegurándonos de que todos nuestros clientes puedan adquirir conocimiento en igualdad de condiciones”.

El colectivo de personas con discapacidad auditiva en España supera las 160.000 personas, de las cuales más de 76.000 tienen entre 35 y 65 años, según la base estatal de datos de personas con valoración del grado de discapacidad publicado por el Imserso en 2014.  A través de esta iniciativa, Grupo Matarromera pretende promover el respeto por la personas con discapacidad auditiva así como contribuir a la igualdad de condiciones.

PREDIF Castilla y León y la Gerencia de Servicios Sociales han suscrito un convenio para la puesta en marcha de un programa pionero de formación como asistentes personales para personas dependientes para 32 personas en riesgo de exclusión social.

Esta iniciativa permite dar un paso más en la potenciación de la figura del asistente personal, cuyos objetivos son mejorar la empleabilidad de personas que se encuentran en riesgo de exclusión, preferiblemente participantes de Renta Garantizada de Ciudadanía formándolas y cualificándolas en dicha figura profesional, y promocionar la figura del asistente personal para crear una mayor demanda del servicio.

El programa de formación de asistentes personales tiene una duración de 70 horas, y se han realizado 10 horas prácticas en las residencias y centros de día de ASPAYM CyL.