Página principal

ACTUALMENTE SIN CONSENSO → En España existe un amplio debate en torno a la formación de los profesionales de la Asistencia Personal y hasta la fecha, no hay consenso en una regulación homogénea en el ámbito estatal. Por un lado, algunas personas defienden que los/las asistentes/as personales no tienen que formarse, ya que será la propia persona beneficiaria del servicio quien se encargue de ello en el día a día, según los gustos o preferencias que tenga. En el otro extremo, otras personas defienden que la formación en Asistencia Personal debería tener carácter de Certificado de Profesionalidad o Ciclo Formativo de Grado Medio, con unas horas que pueden oscilar entre las 240 y las 2.000.

GRUPO DE TRABAJO DE AP DEL CERMI  → En el año 2015, PREDIF impulsó el grupo de trabajo de Asistencia Personal dentro del Comité Representativo Español de Personas con Discapacidad (CERMI), que preside actualmente y donde participan 15 federaciones miembro del comité interesadas en la Asistencia Personal, con la misión de consensuar propuestas que puedan ser elevadas al IMSERSO y a las comunidades autónomas, para que se promuevan y se agilicen el desarrollo y el acceso a la Asistencia Personal dentro del marco del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

MODELO DE 50 HORAS CON ROL ACTIVO DE LA PERSONA BENEFICIARIA → Este grupo de trabajo apuesta por una formación básica de 50 horas, a través de las cuales la persona, que posteriormente se desarrollará profesionalmente como asistente/a personal, adquiera conocimientos generales sobre la contextualización de la Asistencia Personal, el movimiento de Vida Independiente y conceptos básicos sobre discapacidad. Pero el aspecto diferenciador y nuclear de esta prestación es que el grueso de la formación tiene que darla el/la propio/a beneficiario/a del servicio a su asistente/a personal, con base en sus necesidades y preferencias. En definitiva, asumen un rol activo en la toma de decisiones, frente a otras figuras profesionales en las que la persona que recibe el servicio adopta un rol pasivo, y se encargan de guiar a los/as profesionales y determinar las tareas, horarios y forma en la que se realizarán.

El contenido sobre el que se trabaja en la formación de Asistentes Personales consensuada por el CERMI es:

  • Fundamentos de Vida Independiente.
  • Aspectos legales, éticos y jurídicos de la Asistencia Personal.
  • La figura del/de la asistente/a personal.
  • Introducción a los productos de apoyo y herramientas para la prevención de riesgos laborales.
  • La interacción social. Habilidades sociales y comunicación. La empatía.
  • La relación profesional.
  • Primeros auxilios.

A dichos contenidos, cada entidad encargada de proporcionar la formación añade un módulo dirigido fundamentalmente a conocer las necesidades de las personas a las que se va a prestar el servicio.